Don Patatón

RECOGIDA DE JUGUETES SOLIDARIA CON CRUZ ROJA

Recogida de juguetesDesde Colectividades M. Maestro, dentro de nuestra labor social corporativa, realizaremos durante este mes de diciembre una recogida de juguetes solidaria a favor de Cruz Roja. Participa con nosotros donando juguetes en nuestros comedores escolares.

 

 

 

 

 

 

 

CONCURSO Y EXHIBICIÓN "CON MUCHO ARTE"

Desde todo el equipo de Colectividades M. Maestro queremos dar las gracias a los más de 800 niños y niñas de nuestros comedores escolares, que han participado en las exhibiciones y concursos artísticos que hemos desarrollado esta semana.
Ha sido un gran trabajo, muchos ensayos y sobre todo mucho arte y creatividad.
También queremos agradecer a nuestro personal su esfuerzo y dedicación, al final todo tiene su recompensa y niños y mayores hemos disfrutado muchísimo.
¡¡¡Enhorabuena a todos!!!
 
(Como véis las caritas de los niños que salen en las fotografías están borradas, esto se debe a que debemos proteger su imagen y sus derechos en Internet y Redes Sociales). Gracias.

CONCURSO DE LA SEMANA GASTRONÓMICA

 

 

CONCURSO DE CREACIÓN MENÚS:

“INVENT-ARTE TU MENÚ”

 

Con una participación de 208 menús, el concurso de creación de menús ha sido un gran éxito. Durante la semana gastronómica del Arte se entregarán los premios a todos los participantes y al ganador de cada colegio.

Gracias a todos por participar en el concurso, esperamos que os hayáis divertido.

POTAJE DE CUARESMA

(TAMBIEN LLAMADO DE VIGILIA)

Dice la tradición española: “pasado el tiempo de Don Carnal, viene Doña Cuaresma”, los cuarenta días que hay entre Carnavales y Semana Santa. Somos un país de tradiciones que influyen también en nuestra gastronomía y seamos o no religiosos, lo cierto es que este plato compuesto de pescado en salazón, muy abundante en las zonas del interior de nuestra península, acompañado de garbanzos propios de Castilla y espinacas, verdura de la época, es un manjar para estas fechas, no descartable en otras épocas del año.

 

 

INGREDIENTES. (Para 4 personas):

  • 300 g. de garbanzos, a remojo del día anterior
  • 250 g. de bacalao desalado
  • 200 g. de espinacas frescas
  • Una cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • Un huevo
  • Una rebanada de pan
  • Una cucharada pequeña de pimentón
  • Una hoja de laurel
  • Aceite de oliva
  • Sal

COMO SE HACE:

Ponemos en la olla dos dientes de ajo enteros, la hoja de laurel y los garbanzos en remojo del día anterior y cocemos a fuego lento durante una hora y media.

Mientras se cocinan los garbanzos preparamos el sofrito, picamos fino un diente de ajo, picamos muy fina la cebolla.

En una sartén doramos el ajo entero y retiramos, añadimos el ajo picado y la cebolla, pochamos y damos el punto de sal, sacamos del fuego y añadimos el pimentón removiendo bien, con cuidado que no se queme el pimentón, reservar.

Ponemos a cocer el huevo y reservamos.

En los garbanzos retiramos el laurel y los ajos de la cocción, dejando el caldo necesario y añadimos las espinacas previamente hervidas y escurridas y el sofrito, dejamos un par de minutos y añadimos el bacalao desmigajado y movemos cociendo durante otros cinco minutos.

En una sartén damos color por ambos lados a la tostada de pan.

En un mortero echamos el pan y el diente de ajo dorado que habíamos reservado y majamos, añadimos a la olla para darle consistencia al caldo, cocemos un par de minutos más y añadimos el huevo picado.

Y a disfrutar de este apetitoso y completo plato típico de nuestra cocina

"LE LLEVO AL COMEDOR PARA QUE LE ENSEÑEN A COMER"

Hoy en día cada vez son más comunes los casos de niños y niñas que "comen mal", es decir, que rechazan gran cantidad y variedad de alimentos; no tienen hábitos y rutinas adecuadas en la mesa, se niegan a probar comidas nuevas, etc.

El comedor escolar supone, para muchos padres, una solución a este problema, ya que en él, los niños comen un menú variado y equilibrado y además aprenden hábitos y pautas adecuados en la hora de la comida. Pero ¿es suficiente?

Si tomamos como referencia las tres comidas principales del día (desayuno, comida y cena), en el comedor escolar se realiza aproximadamente un 24% de la ingesta semanal del niño, por lo que el otro 76% se lleva a cabo en el ámbito familiar; y eso, sin contar periodos vacacionales y festivos, en los cuales hablaríamos del 100% de las comidas. Teniendo en cuenta estos datos, no es en el comedor escolar, sino en el ámbito familiar, donde se desarrollan la mayor parte de los momentos relacionados con la comida.

Pongamos un ejemplo,

En clase de matemáticas se desarrollan el 80-90% de los contenidos y competencias en esta materia, y en el ámbito familiar se complementan, refuerzan y apoyan dichos conocimientos, es decir, el otro 10-20%; por lo que las familias lógicamente, delegan el aprendizaje de las matemáticas en la escuela, apoyando desde casa los conocimientos adquiridos en ella, reforzándolos o complementándolos si fuese necesario.

Por el contrario, en el caso de la alimentación y hábitos en la mesa, la mayoría de las comidas se realizan en el ámbito familiar,  y estos aprendizajes deberían desarrollarse y adquirirse en casa como principal espacio educativo; siendo reforzados, complementados y apoyados en los comedores escolares, y no a la inversa.

Mantenerse sentado durante el tiempo de comida, probar todo tipo de alimentos, utilizar correctamente los cubiertos, comer sin gritar, no jugar con la comida, etc., son pautas y hábitos que las familias enseñan en su día a día, y en los comedores escolares se trabajan continuamente y se refuerzan. Pero, ¿qué ocurre cuando en la escuela enseñamos a un niño a comer solo, o a partir la comida con cuchillo, a comer verdura o pescado o a sentarse adecuadamente, pero en casa, que es donde come la mayoría de las veces, no lo hace? La respuesta es muy sencilla: tardará mucho más en adquirir esos hábitos, el aprendizaje se ralentizará o detendrá, e incluso desde el punto de vista nutricional, no será suficiente.

Ambos espacios educativos deben ir de la mano, comunicándose y avanzando en la misma línea, sin contradecirse. Y el papel del comedor escolar es importante, pero sin duda alguna, y permitidme la metáfora es el "actor secundario" de esta película, el "protagonista" sigue siendo la familia.

Susana Campa Silgado

Pedagoga.

Responsable de Atención Educativa M. Maestro.